Apero de Gamba Fea, Peluda e Intensa

 

Las cabezas, con diferencia, son lo mejor de las gambas y en esta tapita se presentan en toda su intensidad y fealdad, crujientes y sabrosísimas. Para hacerlas, retira la punta de las cabezas hasta detrás de los ojitos de las gambas, luego con mucho cuidado y con un cuchillo, pela la cáscara dejando las primeras patitas y sala.   Dora a la plancha, primero por el lado de las patitas para que queden bien crujientes y luego hazlas un poquito por el otro lado. Desglasa la sartén con agua y unas gotas de vino blanco seco y echa el líquido sobre las cabezas. Ya está, ¿hay algo más fácil y más bueno?

Comentarios

Avatar placeholder