Bánh Mi de Lengua – Bocata Vietnamita Con Encurtidos Caseros

 

Sin lugar a dudas, este es mi bocata favorito de todos los tiempos y nacionalidades: equilibrado y lleno de matices, con sabores frescos de los encurtidos, la textura cremosa de la mayonesa, los aromas del cilantro, el toque ligeramente picante, la jugosidad de la carne... (aunque bien preparado, un buen bocata de calamares también es de lo mejorcito de puede uno llevarse a la boca, eso sí, con una sola dimensión).  Normalmente se hace con cerdo, pero en este caso me decidí por la lengua porque me encanta, es jugosa, ligeramente gelatinosa y está buenísima. En Vietnam se venden en puestos callejeros, los tuestan en unos hornillos con pan abierto en 2... ¡¡¡Ahhh!!! ¡¡Qué bueno por favor!!, ya no puedo ni seguir pensando:   Ingredientes: Siracha (salsa tailandesa a base de guindillas fermentadas) o cualquier otro picante que te guste Panecillos: lo ideal, un buen pan aireado, tipo baguette. Mayonesa (aceite neutro, por ejemplo, girasol, sal, unas gotas de salsa de pescado, huevo, sal y

Lo que necesitarás

Siracha (salsa tailandesa a base de guindillas fermentadas) o cualquier otro picante que te guste

Panecillos: lo ideal, un buen pan aireado, tipo baguette.

Mayonesa (aceite neutro, por ejemplo, girasol, sal, unas gotas de salsa de pescado, huevo, sal y jugo de lima)

Cilantro

Encurtido rápido de pepino: 2 ó 3 pepinos cortados en láminas finísimas (mejor con mandolina) 1.5 cucharadas de azúcar 1.5 cucharadas de café de sal

2 ó 3 pepinos cortados en láminas finísimas (mejor con mandolina)

1.5 cucharadas de azúcar

1.5 cucharadas de café de sal

 Encurtidos de zanahoria y daikon Zanahoria (cortada en tiritas) y el daikon, el nabo largo asiático que encuentras en muchísimas fruterías de chinos (cortado en hilo fino, si puede ser con una mandolina japonesa) 250 ml de agua caliente 125 ml de vinagre de arroz japonés o cualquier vinagre de sabor neutro 3 cucharadas de azúcar 2’5 cucharadas de sal (sin ningún tipo de aditivo ni anticoagulante)

Zanahoria (cortada en tiritas) y el daikon, el nabo largo asiático que encuentras en muchísimas fruterías de chinos (cortado en hilo fino, si puede ser con una mandolina japonesa)

250 ml de agua caliente

125 ml de vinagre de arroz japonés o cualquier vinagre de sabor neutro

3 cucharadas de azúcar

2’5 cucharadas de sal (sin ningún tipo de aditivo ni anticoagulante)

Comentarios

Avatar placeholder