Carne Al Horno, Trucos Para Que Salga Perfecta

 

Carne al horno. En nuestra sección Cocina fácil os enseñamos todos los trucos para preparar carne al horno: qué carnes podemos asar y cómo lograr una carne jugosa.

Lo que necesitarás

Carne de ternera. Hay diferentes partes de la ternera que quedan muy bien al horno: la chuleta, el solomillo, el redondo, la pierna… Además de las indicaciones que encontremos en cada receta, las piezas más jugosas pueden llevarse al horno simplemente untadas con aceite o mantequilla, primero a 200° (con el horno ya caliente) por unos 10 a 15 minutos, para que la superficie se cocine rápidamente y la carne se ‟selle”. Luego agregamos medio vaso de vino y medio de agua y cocinamos a 180° por al menos 1 hora, hasta dos, esto dependerá del tamaño de la pieza. De vez en cuando debemos ir mojándola con el jugo que se forma en la fuente.

Carne de cordero. La carne de cordero contiene muchas grasas, por lo que no necesita mucha preparación. Basta salarlo y ponerlo en una fuente, mejor aún en una cazuela de barro, y asarlo a 180º por aproximadamente 1 hora y media. A mitad de cocción, debemos girarlo para que se dore de los dos lados, y también podemos agregar durante la cocción la mezcla de agua y vino que vimos antes, e ir mojando la carne con el jugo que se formará en la cazuela. Un detalle importante: el cordero debe ser servido bien caliente, porque al enfriarse el sabor de la grasa se hace más evidente.

Carne de cerdo. También el cerdo contiene mucha grasa, por lo que nos bastará con agregarle solo sal. En lugar de regarlo con agua y vino, podemos optar por la cerveza, le dará un toque realmente especial. Las costillas se asan en alrededor de 1 hora a 200°, mientras que la paletilla y la pierna necesitará de 2 horas de cocción a 180°.

Carne de aves. En este caso hay que diferenciar entre la carne de pavo y la de pollo. La carne de pavo suele quedar bastante seca, pero podemos evitar este problema envolviendo el pavo con lonchas de bacon, y atando la pieza para que no se caigan. De este modo la carne se cocinará lentamente absorbiendo la grasa de la piel y del bacon. En el caso del pollo, debemos salarlo y colocar en su interior hierbas aromáticas, un diente de ajo y medio limón. Con unos 60–70 minutos a 200° tendremos un pollo exquisito.

Comentarios

Avatar placeholder