Carne Picada y Seca Con Sabores Del S.e. Asiático

 

Si te gusta acabará siendo parte de tu fondo de nevera, siempre disponible para aliñar y terminar de dar sabor a tus tapas y platillos. Combina de maravilla con cilantro y lima, úsalo con huevo, arroz, pasta, sopa de ajo... las posibilidades son infinitas. Por orden: saldado, picante y algo dulce - por no hablar de su delicioso aroma. Lo interesante es que, como tiene muy poca agua y resulta bastante salado, dura una eternidad, incluso fuera de la nevera. Y además aporta un intenso sabor a cualquier plato. Cuando lo uses, no pienses en  carne picada, utilízalo para terrminar de aderezar, como si fuera sal, pimienta o guindilla. Ingredientes (las cantidades son sólo orientativas, deja que tus preferencias te guíen): 1 kg de carne ternera picada 6 dientes de ajo muy picados Un montón de jengibre, también bien picado (si te gusta) Una buena cantidad de hojas de lima kaffir pien picaditas y sin el "nervio" central 1 cucharada de sal 5 guindillas "bird's eye" 2 cucharadas de pasta de

Lo que necesitarás

1 kg de carne ternera picada

6 dientes de ajo muy picados

Un montón de jengibre, también bien picado (si te gusta)

Una buena cantidad de hojas de lima kaffir pien picaditas y sin el “nervio” central

1 cucharada de sal

5 guindillas “bird’s eye”

2 cucharadas de pasta de gambas fermentada (a la venta en supermercados asiáticos)

5 cucharadas de salsa de pescado tailandesa (a la venta en supermercados asiáticos)

3 cucharadas de azúcar

Comentarios

Avatar placeholder