Pan Trenzado de Pascua

 

Cuando era niña, todos los años esperaba con mucha ilusión la Pascua. Para mí esta celebración incluía huevos decorados, un vestido nuevo para la Pascua, un lindo prendedor con forma de conejito para mi suéter, cintas amarillas en el cabello, una preciosa cesta que mi madre preparaba con amor y un enorme picnic familiar lleno de exquisiteces. Pollo frito, puré de papas, salsa gravy, jamón, macarrones con queso y algún tipo de ensalada con hojas verdes. Y los postres eran una fiesta aparte... pastel con crema de banana y chocolate, gelatina en trocitos, ensalada de ambrosía, galletas de mantequilla y azúcar, y tarta de limón y merengue. Lo que más recuerdo y me resultaba fascinante era la trenza de Pascua que hacía mi bisabuela. Entrelazaba la masa y la rociaba con azúcar o grageas de colores, y en el medio colocaba un huevo duro. Era algo muy especial e infaltable para la Pascua. ¡Anímate a preparar este delicioso pan y usarlo como centro de mesa, o puedes simplemente dedicarte a disfrutar de cada bocado!

Lo que necesitarás

2 1/4 de taza de levadura de cerveza

1/8 cucharadita de sal

2 huevos, batidos

3/4 taza de azúcar

1/2 cucharadita de canela en polvo

1 1/4 tazas de leche

5 1/2 cucharadas de mantequilla

4 tazas de harina multiusos

4 huevos crudos con cáscara, lavados y secados (puedes teñirlos, si lo deseas)

Golosinas o grageas de colores

1 huevo

1 cucharada de agua

Comentarios

Avatar placeholder