Receta de Hogaza de Pan Casero Sin Amasar y Sin Trabajo

 

Parece mentira que se pueda hacer un pan casero con tan poco trabajo y que quede tan bueno, mejor incluso que el de cualquier panadería. Y lo increíble es que no hay que amasar, sólo mezcla los ingredientes, deja reposar y hornea. Y disfruta del increíble placer del olor del pan horneándose... ¡por lo hablar del gusto que da tomar tu propio pan! Lo único que hay que hacer es hidratar un 1 gramo de levadura seca en agua entre 40 y 43ºC (ó 2 gramos de levadura fresca en agua entre 20 y 27ºC) y luego, en un bol grande mezclar 400 gr. de harina de fuerza (si no tienes puedes usar harina normal), 8 gr. de sal, 260 gr. de agua y la levadura (es decir, sobre el peso de la harina, un 2% de sal y un 65% de agua). No hace falta ni amasarlo. Luego déjalo cubierto con un trapo durante 12 horas en la habitación entre 20 y 25ºC. Cuanta menos levadura uses, mejores resultados obtendrás porque el pan no tendrá sabor a levadura. Eso sí, la fermentación será más larga, como en este caso, pero merece la

Lo que necesitarás

El primero, dale la vuelta al pan y golpea con los nudillos: si suena hueco es que ya está.

El segundo, fíjate en la costra exterior, si las grietas que se han abierto están tostadas por dentro, buena señal.

El tercero, si el pan pesa un 20% menos de lo que pesaba la masa antes de hornear, es que está hecho.

El último (but not least), que sólo funciona si tienes un termómetro de “pincho”, mételo en el pan: la miga tiene que estar al menos a 93ºC.

Prueba a mezclar harina blanca de fuerza  con harina de espelta (harina de trigo molida en molino de roca que tiene más cantidad de salvado) en proporción de 300 de fuerza y 100 de espelta, o si no echar 50 gr de harina integral y 350 de harina de fuerza normal. Te saldrá un pan mucho más sabroso.

Y si no tienes harina de fuerza, usa harina normal, la diferencia entre los panes no es demasiado grande.

Comentarios

Avatar placeholder