Receta de Sopa de Cebolla Paso a Paso

 

Sopa de cebolla casera fácil y deliciosa. Aprende cómo preparar paso a paso esta tradicional sopa de origen francés que se hace con abundantes cebollas, caldo y un gratinado hecho con pan y queso gruyere.

Lo que necesitarás

Cebollas: 5 unidades blancas o amarillas grandes.

Ajo: 1 diente grande.

Caldo de carne: 1 litro y medio.

Harina de trigo: 2 cucharadas.

Vino blanco: 30 mililitros.

Mantequilla: 6 cucharadas.

Queso Gruyere rallado: 150 gramos.

Pan baguette: 1 pieza.

Sal.

Pimienta negra molida.

Si consigues cebollas de tipo “dulce”, el resultado tendrá un sabor más suave.

El gruyere puede remplazarse por otro queso amarillo rallado.

Mientras más concentrado esté tu caldo de carne más gusto tendrá la sopa.

Puedes cambiar el vino blanco por otro licor que te guste y que quede bien con la cocina salada, como el cognac, el brandy o el armagnac. Como se trata de licores con mayor grado alcohólico, reduce la cantidad a una tercera parte. Tendrás un resultado perfumado y diferente, que queda rico pero no tiene el sabor de base tradicional.

Para una sopa más aromática, utiliza pimienta negra recién molida.

Los amantes del dulce pueden azucarar las cebollas, añadiendo una cucharada de azúcar al mismo momento que el alcohol. Este truco funciona muy buen para los comensales que no son fans de la cebolla. Sin embargo, no es tan buena idea si has conseguido cebollas dulces para esta receta.

Hay quienes añaden un chorro de aceite al momento de hacer el sofrito, para asegurarse de que quede muy bien hidratado. Puedes hacer lo mismo, pero sin dejar de lado la mantequilla. Finalmente este ingrediente es uno de los esenciales para lograr el sabor de la receta de sopa de cebolla francesa.

Para los vegetarianos, el caldo de base puede hacerse con verduras (aunque para mi gusto, le da menos sabor a la preparación).

Sopa de tomate

Crema de brócoli

Sopa de ajo

Tweet

Comentarios

Avatar placeholder